Un paso muy importante a la hora de montar una tienda online es elegir el nombre de la tienda. ¿Debe ser corto, largo? ¿debe indicar la actividad a la que está orientada? ¿qué hago si el nombre ya está cogido? Éstas y otras más por el estilo son preguntas muy habituales que te pueden surgir cuando des este paso.

Lo ideal sería un nombre corto, fácil de recordar, y que además indicase nuestra actividad. Lamentablemente, todos estos requisitos no son fáciles de adecuar. Ya sea porque el nombre ya está reservado, porque un nombre corto no indica nada o porque nuestra tienda online tiene una actividad difícil de clasificar, podemos estar en un callejón sin salida.

Podemos hacer algunas recomendaciones que te servirán:

  • El nombre ayuda mucho a posicionar. Es decir, un nombre significativo de la actividad de la tienda online es útil a la hora de aparecer en los primeros puestos de los resultados de búsqueda.
  • Si tu marca o tienda no es conocida, nadie te va a buscar por tu nombre. Es mejor entonces que busques un nombre útil tal y como hemos señalado en el primer punto.
  • Si eres conocido, el nombre de tu marca sí resultará útil ya que los clientes potenciales te buscarán por tu nombre.
  • Si quieres o tienes que utilizar guiones, los guiones medios “-“ son más útiles que los guiones bajos “_”.No utilices nombres excesivamente largos. Cuesta escribirlos y cuesta recordarlos. Por ejemplo, “regalosparatodalafamilia.com” es tedioso de escribir.
  • Si tu negocio se centra en una localidad, o si el producto que vendes es típico de una localidad, puede ser una buena idea usar el nombre de esa localidad en el nombre. Por ejemplo, cogollosdetudela.com
  •  

Supongamos que ya tienes elegido el nombre. Ahora tienes que reservar el dominio. ¿Qué hacemos si el dominio “mitiendaonline.com” ya está reservado? Hay varias alternativas:

  • Utilizar otra extensión: “.es”, “.biz”… hay muchas disponibles. Tampoco hay que coger una extensión demasiado rebuscada, las habituales son las que quedarán mejor.
  • Modificar ligeramente el nombre: mi-tiendaonline.com, mi-tienda-online.com… mantenemos el propósito inicial del nombre pero lo transformamos un poco.

Por último, comentaremos una técnica a veces usada, la del multidominio. Podemos tener un nombre con nuestra marca y otro asociado a la actividad de nuestra tienda online. Por ejemplo, podríamos tener “mimarca.com” y “misproductos.com”, de forma que bajo los dos nombres se vea nuestra tienda online