Internet constituye cada día más la puerta de entrada al consumo en España. Según el estudio de "Hábitos del e-commerce" generado por Nielsen, más del 50% de los españoles busca y se informa por Internet de los productos que quiere adquirir antes de comprarlos físicamente en tienda. Según Nielsen, esta tendencia aumentará conforme las nuevas generaciones de internautas alcancen la madurez en el consumo al ser su intención de compra más alta.


Esta tendencia al alza en España se debe sobre todo al aumento de acceso de los españoles a Internet, que en los dos últimos años se ha situado en torno al 85%.


El estudio también pone de manifiesto cómo debido a la crisis económica los consumidores se fijan más en los precios de los artículos que en otras características. Tan es así que más del 45% de los encuestados decide comprar por Internet en tiendas online al considerar que los precios son más asequibles que en las tiendas físicas.


Por otro lado, aspectos que antes despertaban recelo entre los compradores como dar los datos de la tarjeta de crédito o asumir el coste de envío de los productos pierden importancia. De hecho, los consumidores confían cada vez más en las tiendas online debido a los comentarios y consejos favorables que dejan otros usuarios. Así, casi el 50% de los españoles realiza compras online después de seguir las recomendaciones y consejos de otros usuarios.


Para el resto de países europeos la tendencia también es al alza aunque con un grado de confianza en las compras por Internet algo superior a la media de España. En concreto un 60% de los usuarios europeos accede a Internet para informarse de los artículos que planea comprar en una tienda física, y también casi un 60% valora las experiencias previas de otros compradores.