En la actualidad pocas son las personas que no han escuchado hablar acerca del comercio online y su continuo crecimiento. Durante el año 2013 el comercio electrónico aumento en España hasta alcanzar una cifra de cerca de 11 millones de personas las que han realizado algún tipo de compra a través de internet. 

España se encuentra muy por debajo de otros países como Dinamarca o Reino Unido donde más de las tres cuartas partes de su población ha realizado algún tipo de compra online durante el pasado año.

Durante este año los productos más comprados por Internet en España fueron la ropa, calzado y material deportivo y las entradas para eventos. En dichas compras, un 12% de la población prefirió hacer la compra online antes que desplazarse.

Sin embargo si miramos a las empresas que realizan ventas mediante comercio electrónico en España encontramos que tan sólo el 14.4% de las empresas de 0 a 10 empleados realizan ventas a través de internet. Este porcentaje aumenta  de manera significativa cuando hablamos de empresas de mayor tamaño.

Según los datos recogidos en el estudio sobre comercio electrónico en España en 2013, España se encuentra todavía a gran distancia de la media Europea en empresas  con enfoque de venta online, si bien, en los últimos años se ha producido un aumento considerable de las mismas. A continuación enumeramos algunas de las ventajas que puede suponer para un pequeño negocio vender por internet:

 

1.- Mejora la imagen de nuestra marca

A día de hoy ofrecer a nuestros clientes una página web donde puedan consultar nuestros productos y/o servicios y conocer algo de información acerca de nuestra empresa aporta una gran credibilidad.

El diseño de una tienda online juega un papel muy importante en cómo un usuario percibe la imagen de nuestra marca, es importante destacar nuestros productos/servicios con el fin de que un usuario que aterriza por primera vez en nuestra tienda pueda, de un vistazo, saber a qué nos dedicamos. De igual manera es importante mostrar un logo y colores corporativos que nos identifiquen. 

 

2.- Expansión de negocio

En el comercio electrónico the world is the playground, no existen fronteras ni límites geográficos para ofrecer tus productos. Cualquier persona, en cualquier parte del mundo que esté buscando un producto de características similares a los de tu tienda online es un cliente potencial que puede acabar convirtiéndose en un cliente asiduo/fiel a tu negocio.

Internet es un medio de fácil y de cómodo acceso, donde las recomendaciones que realizan los clientes sobre productos, servicios o marca funcionan muy bien. ¿Quién no ha realizado un pequeño break en la oficina, para visitar esa tienda online? y ¿quién no ha consultado alguna vez las opiniones de otros usuarios antes de hacer una compra?

 

3.- Mayor amplitud de catálogo

La venta online nos permite vender productos sin necesidad de disponer de ellos. El usuario asume que en caso de compra su producto va a llegar hasta la puerta de su casa, pero para éste es indiferente si el producto viene directamente de tu almacén o directamente del fabricante. 

Es importante tener controlado los tiempos de entrega para los productos ya que podemos trabajar en detalle cada parte del proceso de venta, preparando un precioso empacado para el producto y hasta llegando a enviar una postal de felicitación el día de cumpleaños de cada cliente, que un retraso en el tiempo de envío de un pedido, especialmente en las primeras compras, puede convertirse en una mala experiencia para el usuario y motivo para no volver a comprar.

 

4.- Precios competitivos

Los bajos costes de estructura son una de las ventajas más sorprendentes que nos ofrece el comercio electrónico. Existen plataformas como Modomu que permiten a un usuario crear una tienda online y montar un negocio en internet por tan solo 15 €/mes. Esto nos permite destinar parte del capital a campañas de posicionamiento SEM y otras estrategias de marketing, acerca de las cuáles reflexionamos en otro post. 

El bajo coste de infraestructura nos ofrece una ventaja competitiva que se traduce en la posibilidad de ofrecer unos precios más competitivos obteniendo, aun así, mayores márgenes de beneficio  

 

5.- Tu negocio en funcionamiento 24/7

El comercio electrónico permite a las personas realizar compras sin tener en cuenta el tiempo o la distancia. Cualquier individuo puede acceder a internet desde cualquier punto, en cualquier momento del día o de la noche y comprar o vender cualquier cosa en pocos clicks de ratón.   

Si así se desea, una tienda online puede estar continuamente en funcionamiento. Desde la perspectiva  del comerciante esto se traduce en un mayor número de ventas al día y desde el punto de vista del cliente ofrece una comodidad extra al poder realizar una compra en cualquier momento del día.

 

Bonus

Ahora que ya conoces algunas de las ventajas que ofrece el comercio electrónico, es el momento de plantearse crear una tienda online para tu negocio o marca personal. 

No lo dudes, bien seas un gran fabricante con tu propia línea de producción, una tienda de barrio o un/una oficinista que realiza ganchillo en su tiempo libre, dispones de experiencia y conocimiento suficiente sobre tu campo de negocio como para poder expandir tu negocio al mundo online.